Las mujeres que escribimos somos necias

 

 

(A mis queridas amigas que escriben, por mantenerme entretrenida una que otra vez)
Hoy coloqué en mi facebook un post de una chica que narraba la importancia de enamorarse de un determinado tipo de mujer, 5 minutos después un amigo me escribió al whatsapp “agrégale que se enamoren de una que no escriba porque así si la podrán comprender”, creo que lo dejé un poco confundido pero eso es otra historia. Enseguida pensé en las pocas amigas que tengo que al igual que yo, se dedican (unas veces con paga y otras muchas gratis) a escribir acerca de miles de cosas, en cuánto se hubieran reido de un comentario tan random y en que dirían al respecto,  al fin y al cabo, ya hemos hablado de esto juntas.
Sería bueno que algunos supieran que nuestras manías y caprichos tienen una razón de ser, las mujeres que escribimos somos intensas, para bien y en algunas rachas, para mal. Somos distintas a las demás, no peores ni mejores sólo diferentes, no nos importa que muchos lo entiendan porque sabemos que no todos podrán, vamos por la vida observando TODO lo que se nos atraviesa, cada gesto y palabra que sale de quienes nos rodean es inconscientemente evaluada y analizada, podemos ser tremendamente calculadoras y si estamos enamoradas, tremendamente estúpidas, todos saben que el amor inspira, así que de cualquier manera siempre sacamos provecho de todo, necesitamos viajar y movernos, y nos encanta la vida por muchas razones pero princilpalmente porque es tan loca que siempre nos da material.
Las mujeres que escribimos somos necias, no queremos cualquier vida porque queremos una que merezca ser escrita y con suerte, leída, por eso nunca nos falta concentración ni determinación así sea para alcanzar algo que para otras personas no sea importante, no nos importa escribir de ciertas cosas personales porque al menos eso nos recuerda que somos de todo menos aburridas, tenemos miles de cuadernos y noticas que nadie ve y posiblemente nunca verán, nuestra mente no descansa aunque nosotras si lo hagamos a veces, no tenemos envidia unas de otras porque sabemos que hay suficiente luz para todas. Creemos en acciones y no en palabras porque sabemos que los inteligentes se valen de las dos cosas para conseguir lo que quieren, no nos asusta hacer el ridículo porque algún día nos servirá de algo, somos excesivamente dramáticas para todo, y antes de quejarte de eso deberías saber que en ocasiones, te beneficia, nos encantan los detalles porque generan inspiración, en fin, somos un montón de cosas así como lo eres tú, pero si te dejaras ver, escribiríamos sobre ti.



Leave a Reply