Precisamente hoy

Alguna vez tuve un profesor que se jugaba conmigo y decía tenerme miedo, repetía: “eres como 45% hippie, 45% punk y un 10% sorpresa, jamás sé con qué nos vas a salir”, lo detestaba. Nunca me he llevado bien con las etiquetas, menos con los porcentajes, pero si algo me ha enseñado vivir en un país que a cada rato se cuenta y divide, es que eso que nos incomoda, no es el fin del mundo. Paso la mayoría del tiempo dividiéndome en dos puntos de vista: la que no suelta unos vans pero a la vez ama los tacones, la que odia ir a la universidad pero le encanta ejercer el periodismo, la que a veces siente alegría de que cierta gente reciba lo que se merece y a la vez los ayuda porque lo necesitan, y así, infinitos ejemplos.

No tengo problemas con las divisiones, y tú tampoco deberías tenerlos. Estuve esperando tener este site 100% listo para mostrarlo, hoy veo que me hace falta darle uso y que no puede esperar más. Porque en un país tan injusto como éste los pocos proactivos (de un lado, o de otro) nos refugiamos en nuestros proyectos personales y ganas de trabajar, creamos una especie de bunker para protegernos de lo malo.

Es hoy, precisamente hoy, que le agradezco a la vida ser parte de esta mitad, y aunque la iniquidad nos afecte al 100%, somos nosotros los que tenemos la responsabilidad de mantenernos fieles a nuestros ideales y no caer en violencia ni discusiones absurdas, somos mejores que eso, y sabemos que hay espacio para todos.

A quienes roban y desean mal, nunca nos robarán las buenas ideas.

 

(Mención especial a mis amiguitos periodistas y diseñadores, entran en mi bunker junto a los libros, colores, incoherencias, telas, piedras, hilos, tijeras, fotos, café y gomitas que almaceno en el)

Love.



Leave a Reply